sábado, 19 de noviembre de 2016

Espárragos.

El Esparrago es un producto 100 Mediterráneo.

El espárrago, un alimento que aporta nuevos colores e interesantes sabores que enriquecen la vista y el paladar del comensal.

Se trata de un curioso vegetal que llega a nuestros mercados, y a nuestro gastromercado por supuesto, en sus coloridas y andaluzas versiones: el verde triguero y el blanco.

Espárragos de color verde


Los espárragos son sin duda alguna productos 100% del Mediterráneo, los blancos más propios del norte de España y los verdes trigueros cultivados en el sur, especialmente en la Vega de Granada.

Una perfecta opción para esta temporada veraniega en la que cuerpo y mente necesitan un buen chute de energía para afrontar la agenda de quienes aun están trabajando o para los que están ya de vacaciones.

Cuentan que su introducción se produjo de mano de los árabes y después también los romanos cuando ocuparon la península que ocupa España gustaban de este noble vegetal.

Ya toca esperar hasta principios del siglo XX cuando comenzó su cultivo, gracias al clima de nuestro país y al cálido sol de finales del invierno que propicia su germinación.

Espárragos Blancos

Si bien en sus inicios se consideraba un alimento de pobres, la burguesía española lo tenía entre sus vegetales preferidos.

Hoy día es sabido por todos que se trata de un alimento rico tanto en sabor como en propiedades.

Tiene un sabor muy característica, y se presta a diversos tipos de recetas, ya sea crudos, cocidos, fritos, a la parrilla, gratinados o en guisos.

Espárragos trigueros


100 g de espárragos contienen:
 95’3 de agua, 1’6 de proteínas, 14 calorías, 0’1 de grasas, 1’7 de hidratos de carbono, 0’63 de celulosa, 0’025 mg vitamina B1 vitamina B3 – B5, 25’0 mg vitamina C vitamina E y K Ácido Fólico Cobre Manganeso Fósforo Potasio Fibra Proteínas Hierro Magnesio Selenio Cinc.

El espárrago, Asparagus officialis, pertenece a la familia de las Liliáceas. Son brotes recientes de una cepa de numerosos renuevos, cuyo desarrollo inicial necesita unos tres años.

El escaso contenido en hidratos de carbono los hace apropiados para el régimen de los diabéticos que acompañados con huevo son un alimento de gran valor para dichos enfermos.

Contienen celulosa, la cual es imposible de digerir y actúa como excitante del intestino, por lo tanto acelera el trabajo del intestino grueso, lo que beneficia a los obesos y a los enfermos del intestino.

La virtud curativa de los espárragos es conocida desde muy antiguo, especialmente su efecto sobre los riñones. A través del incremento de la actividad celular de los riñones se llega a la mayor expulsión de agua y conseguida sin provocar irritación alguna.

Un efecto indirecto se consigue con los espárragos como medicina de uso interno en los eczemas crónicos, ya que todos los remedios vegetales de uso interno para el tratamiento de eczemas actúan mediante el incremento de la actividad renal y una excitación de las funciones glandulares.

Las vitaminas B respaldan la función cerebral y el sistema nervioso ( si se tiene carencia de algunas de ellas, uno puede sentirse cansado, deprimido, angustiado o con los nervios de punta).

Las vitaminas B mantienen alto el nivel energético y respaldan la salud mental y emocional. Los espárragos son fuente excelente de ácido fólico que protege de la anomalía congénita del tubo neural.

El betacaroteno y la vitamina C que contienen los espárragos son nutrientes antioxidantes que ayudan a combatir el cáncer, las cardiopatías y los trastornos oculares.

Actúan de diurético ligero por su elevado contenido en potasio y de asparagina. Consumir espárragos intensifica el olor de la orina, pero es inofensivo. A los espárragos hay que consumirlos en pocos días ya que se estropean y endurecen rápido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario